Las fotos que enviamos por whatsapp, ¿se quedan en la red?

Mi sobrina compartió fotos muy provocativas en mensajes de WhatsApp y le preocupa que sean utilizadas por alguien más ajeno al destinatario. ¿Qué podemos hacer? ¿Qué pasa cuando esas imágenes se envían, solo llegan al destinatario o se quedan en la red?

 

 

Lo primero que podríamos afirmar es que su preocupación está fundada, el envío de imágenes y vídeos eróticos o pornográficos por cualquier tipo de mensajería online es actualmente el origen de muchos e importantes problemas, especialmente en los más jóvenes, aunque no exclusivo de estas edades.

 

Es la actividad conocida como ‘sexting’. Consiste en el envío por medios electrónicos de fotos provocativas, normalmente a la pareja actual, realizadas por uno mismo. En principio parecería una actividad íntima entre dos personas que no debería tener mayor trascendencia, pero la realidad nos indica lo contrario. Son conocidos muchos casos en los que las imágenes han dejado de ser privadas y se han distribuido por Internet de forma viral, principalmente en casos de personas famosas, pero también recordamos casos dramáticamente famosos de jóvenes que han llegado incluso al suicidio por no poder soportar el acoso al que fueron sometidos tras la publicación de sus fotos íntimas.

 

En el caso concreto de WhatsApp y centrándonos en la pregunta de si las fotos quedan en la red, diremos que no, la compañía responsable asegura que los mensajes enviados entre sus usuarios no quedan almacenados en ningún sitio, excepto en los dispositivos emisor y destinatario. Es decir, WhatsApp solo actúa de intermediario en el envío y una vez entrega el mensaje, desaparece de sus servidores.

 

Pero esto, aunque indudablemente evita uno de los riesgos típicos que sería el robo de las imágenes de forma masiva como ha ocurrido en otras plataformas, no significa que no sea una actividad igualmente arriesgada.

 

La mayoría de los problemas que causan este tipo de envíos tienen su origen en el despecho de la pareja tras una ruptura sentimental y en los errores involuntarios que afectan a la privacidad de las imágenes.

 

Veamos algunas de las causas por las que podemos llegar a perder el control de las fotos:

 

  • En algunas ocasiones son los propios receptores de la imagen, las parejas, novios, novias, los que la comparten inconscientemente, pensando que aquel amigo a quien se la mandan va a ser lo suficientemente cuidadoso y no la va a compartir. Gran error, si ya es arriesgado mandarlo a un novio, el hecho de compartirla con un amigo multiplica claramente los riesgos.

  • A veces es una razón de venganza, por algún enfado de pareja o por haber roto la relación. Se utiliza como ‘arma’ para hacer daño, sin saber medir adecuadamente las repercusiones que ello va a tener.

  • Cuando enviamos una foto o vídeo por WhatsApp, queda guardada una copia en la memoria de nuestro teléfono. Prestar el teléfono a alguien o dejar de tenerlo controlado durante solo unos minutos es suficiente para que alguien pueda ver, copiar o compartir imágenes que nunca querríamos mostrar.

  • También hay que pensar en la posible pérdida o robo del móvil. Si no tenemos instaladas las adecuadas medidas de protección, quien se lo encuentre podrá acceder a todas nuestras fotos. El riesgo existe tanto para el teléfono emisor como el receptor, pues seguramente ambos conservan copia de las imágenes.

  • Las fotos, tanto en el emisor como en el receptor pueden haber subido a alguna ‘nube’ sin advertirlo, como puede ocurrir con Android o iCloud y su servicio de copias de seguridad automáticas. Si perdemos el control de la cuenta o simplemente decidimos mostrar o compartir las que tenemos allí guardadas, podemos encontrarnos con la sorpresa de que muchas otras personas podrían verlas.

  • Por último, podemos ser víctimas de un ‘hacker’. Aunque es más probable que le ocurra a algún famoso, no hay que descartar que podamos haber sido engañados en la red y que alguien nos haya instalado un virus espía e incluso que actúen en nuestro móvil sin nosotros advertirlo. ...

 

 

Taller

  1. Escriba el anterior texto en su cuaderno
  2. escriba al menos 10 cosas que se podrían hacer para minimizar los riesgos de las fotos enviadas por WhatsApp